Impacto de la erupción en Río Limay

San Carlos de Bariloche 12 de septiembre del 2011

Continuando con los muestreos de los ambientes de pesca afectados por la caída de cenizas volcánicas, se realiza una flotada “especial” en conjunto con la APN para monitorear el estado sanitario de los salmónidos en el Río Limay, además de realizar los muestreos normales.

Para esto se habilita a dos embarcaciones y 5 pescadores a flotar desde el puente carretero a 200 metros de las nacientes del Río Limay en el Nahuel Huapi, hasta el sector conocido como “El Pinar”, aproximadamente 25 kilómetros.
El día nos recibe con cielo cubierto, frío y lluvia que nos acompañó durante toda la jornada. A pesar de esto, se puede admirar la usual claridad que da nombre al Limay.

Las primeras observaciones realizadas reflejan un aumento de algas en todo el recorrido, acentuándose en los primeros kilómetros, las cuales en los muestreos visuales semanas atrás no se visualizaron en las cantidades encontradas, del estilo filamentosas de color verde claro/oscuro, observándose hasta los 2 metros desde la costa, y en lugares de baja profundidad (hasta los 40 cn), esto se continuará monitoreando de cerca.

Si bien la acumulación de cenizas y arena en las costas se distinguen a simple vista, en el río se observan dos zonas claramente diferenciadas:
1) En aquellos lugares donde la corriente se hace presente, no hay acumulación, pudiéndose ver claramente las formaciones del fondo, tal cual fuese observado en los muestreos anteriores.
2) Zonas de remansos y corriente suave, se pudo observar a simple vista un fondo cubierto por arena con un espesor variable no superior a los 3/4 centímetros.

La altura del río todavía no alcanzó su pico máximo, luego del cual, se estima que la corriente limpiará más las costas. Realizamos trabajos de observación en busca de ninfas, encontrando cantidades interesantes, inclusive en aquellos sectores ocupados por arena, no así en los sectores cubiertos de algas. Se ven algunos adultos de Mayflies aislados, no se observan subidas de peces alimentándose en superficie, pero si varios saltos y peleas característicos de las luchas territoriales en época de desove.

Comenzando con el muestreo de pesca en zona del puente carretero se capturan luego de 15 minutos 2 ejemplares de Arco Iris muy saludables y vigorosas. Una hembra y un macho ambos adultos maduros con pesos superiores a los 2 kilos (Fotos) comprobándose el estado impecable de sus branquias. Al ver la presencia de varios ejemplares se deja el sector para no perturbarlo innecesariamente.
Flotando aguas abajo se observa un río saludable y en estado de recuperación avanzado. Al igual que en sus nacientes, los sectores más cercanos a la costa mantienen una capa de arena y algas filamentosas.

Mención aparte merece la claridad de las aguas a pesar de estar en presencia de una insistente lluvia desde la noche anterior.
En cada sector que nos detenemos a realizar los testeos de pesca se capturan ejemplares sanos y fuertes mayoritariamente de Arco Iris, con las marcas características de las luchas por el desove. También se capturan varios ejemplares de menor talla que oponen feroz resistencia, esto muestra claramente lo saludable del ambiente ya que se encuentran ejemplares de todos los talles. Las truchas Marrones se hicieron presentes con ejemplares muy saludables, gordas y fuertes con agallas sanas.
Por la tarde, al llegar a la desembocadura del arroyo Corral y debido a la intensidad de la lluvia, este aporta gran cantidad de sustratos, tiñendo las aguas, tornándolas de un color té con leche, que nos acompañaría hasta la salida.

En resumen se prevé una buena temporada de pesca con condiciones de río casi normales, los peces están sanos y tienen alimento, en un dia de pesca de unas 10hs se lograron capturar entre 5 pescadores unas 30 truchas de diferentes tamaños ( entre 250grs y 4 kilos ) entre marrones y mayoritariamente arco iris ( época de desove), todas en perfecto estado, muy combativas y salvajes, sin dudas las consecuencias de este evento natural se verán por varios años a seguir, pero el estado general del Limay es bueno.
El mayor inconveniente lo encontramos fuera del agua, por la acumulación de arena en toda la zona, habrá que lidiar con ella al ser transportada por los vientos, se recomienda el uso de antiparras en esos días. También extremar el cuidado del equipo principalmente reeles y líneas, a los que hay que lavar con abundante agua al regresar de cada día de pesca.
Tengamos presente que estamos ante un hecho natural que ha afectado no solo a la zona sino también a su comunidad en pleno, las consecuencias son serias pero no por ello debemos dejar de ver hacia el futuro con optimismo.

Guías profesionales que realizaron el relevamiento:
Francisco Rodríguez
Luciano Bacci
Sebastian Tacchino
Darío Arrieta